Libros Sostenibilidad

Qué hacer con los libros viejos que no usas

  • 05 de Abr
  • Lectura de 3 min
  • 3

Ay… Dónde quedaron aquellos años en los que acudíamos a la enciclopedia de casa para consultar cualquier tema. La llegada de internet ha cambiado por completo la forma en la que consumimos información y cultura. Por eso, aunque está claro que la literatura nunca debe faltar en una casa, cuando hablamos de libros antiguos que chocan con tu concepto de “hogar minimalista”, conviene tomar medidas. En el siguiente post, te contamos qué hacer con libros viejos que tienes en casa y no usas. 

 

Parte de la decoración de casa

 

Pueden tener una segunda vida si los utilizamos como un componente más de la decoración de casa. Por ejemplo, creando un original árbol de Navidad, que aportará un toque nórdico (tan de moda) y acogedor a nuestro hogar. Otra opción consiste en colocar un banco de madera con libros encima muy rollo boho-chic; utilizarlos como soporte para una maceta, o incluso como “tope” para evitar que se cierren las puertas. 

Si no sabes qué hacer con los libros viejos que tienes en casa, aprovechar el doble fondo de la estantería para almacenarlos es una excelente opción si no  quieres deshacerte de ellos. 

 

El secreto del doble fondo

 

Existen muchos trucos para ahorrar espacio si sabes cómo colocar tus libros. Uno de los más útiles consiste en colocar los más antiguos en un doble fondo de la estantería, y aquellos libros que sí usas delante.  Desde luego, Marie Kondo estaría orgullosa. 

 

Hacer manualidades con libros

 

Si eres fan del Do It Yourself y te gustan las manualidades, existen ideas para reciclar libros viejos que se prestan a muchas creaciones: hojas que puedes utilizar para forrar cuadernos o libretas, flores de papel, broches, soportes para lámparas,  jarrones… ¡El único límite es tu imaginación!

 

Donar o regalar tus libros usados

 

Para reutilizar libros viejos, actualmente existen muchas librerías que los aceptan a cambio de otros, o bien ONG a las que aportar libros que más tarde venden en mercadillos para recaudar fondos. Todos ellos son lugares agradecidos donde poder donar o regalarlos, y al mismo tiempo ahorrar espacio en casa. Solo tienes que buscarlos.

 

Puedes vender tus libros 

 

Otra opción consiste en vender tus libros de segunda mano. Te sorprendería la cantidad de gente que busca una enciclopedia antigua, o los coleccionistas que andan detrás de una edición del Quijote con cubierta de piel. Siempre puedes probar a venderlos y fomentar un consumo más responsable

Ahora que ya sabes qué hacer con libros viejos, hazte con aquellos que estás buscando, o vende los tuyos a usuarios interesados en seguir descubriendo nuevas historias. Porque aunque no lo creas, existen personas en el mundo que no han leído la saga de Harry Potter, y lectores que no buscan ese libro checoslovaco-iraní que tú tienes cogiendo polvo en la estantería de casa.

 

Recuerda:

 

  • – Si no sabes qué hacer con tus libros antiguos, existen muchos usos para ellos como crear objetos decorativos con manualidades.
  • – Revisa tu gestión del espacio: a veces, donde cabe un libro caben dos. 
  • – También puedes donar o vender tus libros en portales de confianza para darles una larga vida alrededor del mundo.
La mejor decoración para el hogar
Product Image

Lámparas de sal

al mejor precio En toda España
¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?
Click to rate this post!
[Total: 3 Average: 3]
Comparte esta publicación

También podría interesarte: