Gaming

PlayStation 4 Slim vs. Xbox One S: ¿Cuál es mejor?

  • 16 de Jun
  • Lectura de 6 min
  • 0

Seguro que, si te gusta el fútbol, eres de un equipo. O prefieres una bebida refrescante a otra. O te gusta más comprar ropa de una marca que de las demás. Entonces, la pregunta del millón en el mundo de los videojuegos es: ¿con cuál me quedo entre la PS4 vs. la Xbox One S? Vamos a intentar ayudarte a que te decidas entre estas dos consolas, o bien a reafirmarte en la que te gustaba.

Ni que decir tiene que hay más consolas en el mercado, pero estos dos modelos son rediseños de sus predecesoras: la PlayStation 4 y la Xbox One. Cada una tiene sus puntos fuertes y débiles, aunque la decisión final también dependerá mucho de si siempre has sido más de Sony o de Microsoft.

Catálogo de juegos

 

El factor que hace que la gente se decante por una videoconsola siguen siendo sus juegos. De ahí que mirar el abanico de juegos exclusivos pueda ser la clave. Veamos: en la comparativa Xbox One s vs. PS4 Slim, gana la de Sony. ¿Por qué? Tiene títulos propios de mayor calidad, como The Last of Us Part 2 o Uncharted 4: A Thief’s End, además de God of War, Persona 5 y bastantes más.

Como esto depende de gustos, lo mismo eres más de sagas de Xbox como Forza, Halo: the Master Chief Collection o Gears 5. No obstante, y aunque a priori parece más completa y de mayor calidad la gama de PS4 Slim, Microsoft ya ha anunciado que para su próxima generación (Series X), cerrará acuerdos con estudios propios para juegos exclusivos.

¡A jugar! ¿Con qué mando?

 

Importa, y mucho, la ergonomía y las facilidades en el uso de los mandos. Aquí, el de Xbox One S mejora mucho su comodidad de uso (sobre todo, en los gatillos) respecto a sus versiones anteriores. El color blanco, va a juego con la consola. Y quizá lo peor sea que aún sigue manteniendo el uso de una batería que se alimenta por pilas AA.

Cosa que no tiene el Dualshock 4, que se recarga conectándolo a la consola. En este caso, se ha corregido el indicador de vida de la batería para que esté en el frontal del mando, y no en la parte superior como hasta ahora. Si bien es cierto que, además, este control es más barato que el de Xbox One S, Microsoft ha sido hábil apostando por la personalización total (puedes grabar tu gamertag en el mando) a través de Xbox Design Lab.

No solo se trata de jugar

 

Si vas a jugar con alguna de estas dos consolas, pero además valoras poder aprovecharlas para otros usos, la Xbox One S vs Play 4 se pone en cabeza. Y solo por una razón: integra un reproductor Blu-ray 4K, ahorrando tener que comprar un aparato específico aparte. Teniendo en cuenta que, si compras la consola adquieres además este reproductor, el precio es muy razonable.

En la parte técnica, lo más destacable de la PS4 es que está preparada con un soporte 5GHz IEEE 802.11 a/b/g/n/ac. Es decir, mejora la compatibilidad de wifi para descargar y actualizar juegos solo cuando haya una conexión estable. Así evita problemas de descargas a medias o actualizaciones que se paran.

Hay que decir que ambas admiten HDR (si tu tele está preparada para visualizar contenidos en este formato, que no todos los juegos tienen). Y que, en cuanto al disco duro, la PS4 Slim permite extraerlo sin que se anule la garantía. Además, puedes añadir más almacenamiento a través de discos externos.

Cómoda y compacta

 

Tablas para ambas consolas en lo que se refiere a su diseño: vuelta a los botones físicos (los táctiles de la PS4 podían llegar a ser un incordio) y una reducción considerable del tamaño. Aquí destaca la Xbox One S vs Play 4 Slim, que es un 40% más compacta que su hermana mayor, la Xbox One. Ahora también, este modelo integra la fuente de alimentación en el interior.

En la PS4 Slim se vuelve al acabado mate, tras el desafortunado resultado brillante que dejaba huellas de dedos en su superficie. Y además, puertos de audio óptico y auxiliar se van fuera, ahorrando espacio. Por tanto, no se podría elegir una por encima de otra en este aspecto.

Precios muy similares

 

Si el precio es lo que te hace decantarte, en este caso no te va a servir de mucho. Mientras la PS4 Slim de 1TB cuesta alrededor de 278 euros, la Xbox One S vale en torno a 232 euros, eso sí, en su versión digital. De ahí que quizá te salga mejor mirar los packs de las dos con juegos.

En la PlayStation 4 Slim encontrarás, de vez en cuando, un bundle con uno o dos juegos. Algo que también hacen en Microsoft: su Xbox One S suele venir en packs con juegos como NBA 2K19 o Battlefield V. No obstante, te resultará más fácil encontrar esta consola porque la PS4 Slim hace tiempo que se agotó nada más salir al mercado.

Por tanto, en esta batalla eterna entre PS4 vs Xbox One S, la última palabra la tienes tú. Si solo quieres jugar, ve a por la de Sony ya que su catálogo es mucho más amplio y exclusivo. Pero si buscas otros valores añadidos, el reproductor Blu-ray 4K de la Xbox One S es incomparable, y de largo el más barato del mercado. Como cualquiera es una buena opción, tú, ¿con cuál te quedas?

Recuerda:

 

  • – Si solo quieres jugar, el catálogo de PS4 Slim es insuperable. 
  • – Pero si buscas más funcionalidades, la Xbox One S integra un reproductor Blu-ray 4K que hará las delicias en tus ratos muertos. 
  • – El precio es parecido, así como sus diseños en acabado mate. No hay una consola por encima de otra.  
Todo lo que necesitas para jugar
Product Image

Auriculares de juego

los mejores para ti En toda España
Product Image

Sillas de gaming

al mejor precio En toda España
Product Image

Televisores

de segunda mano En toda España
¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?
Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]
Comparte esta publicación